Bodegas Salvador Poveda saldrán a subasta por impago

Agricultura

BBVA fuerza la subasta de las Bodegas Salvador Poveda, las del prestigioso Fondillón, por el impago de una deuda de cuatro millones de euros

Salvador Poveda es una de las firmas históricas del vino alicantino, sin embargo, su situación económica es más que delicada, hasta el punto de que ésta le ha supuesto el embargo de sus activos.

De no cambiar la situación drásticamente, los vinos de Salvador Poveda, una marca nacida a finales del siglo XIX en Monóvar y que ahora exporta sus vinos por todo el mundo, cambiarán de propietario.

El impago de una deuda que asciende a los cuatro millones de euros según las últimas cifras depositadas en el Registro Mercantil, ha llevado a su principal acreedor, el BBVA, a pedir la ejecución de sus bienes para recuperar sus préstamos.

Estos bienes no son otros que la propia bodega, 96.791 botellas, 128 productos a granel y 98 toneles con 135.982 litros de vino. Entre ellos, la joya de la corona son los 23 toneles del Fondillón Sacristía y 75 toneles donde se guarda el Fondillón Alicantino, el vino dulce procedente de esta clase de uva que llegó a desaparecer de Alicante y que tiene un periodo de crianza de entre 20 y 25 años.

Así, el desplome de las ventas y el fuerte endeudamiento que ocasionó la inversión en las nuevas instalaciones en el paraje del Toscar de Monóvar, han conducido a la firma a este desenlace. Por lo que el próximo 12 de noviembre se celebrará la subasta, cuya puja arranca por un precio de 1,3 millones de euros.

A parte de los bienes anteriormente mencionados, también se venderán cápsulas, etiquetas, contraetiquetas, cajas de cartón, estuches, tapones de corcho, tapones sintéticos, botellas, materias auxiliares y hasta los palets. En caso de que la subasta quedase desierta, se realizaría una segunda el 4 de diciembre.

El año pasado, Bodegas Salvador Poveda firmó un acuerdo de colaboración con el grupo norteamericano Vid y Olivo, para la comercialización de su marca Toscar. Bodegas de Rioja, Requena y Jerez se sumaron a la iniciativa, que buscaba una mayor proyección internacional de los vinos españoles.

Bodegas Salvador Poveda pueden tener ya interesados

Claro, el hecho de poder adquirir una empresa en funcionamiento junto a todos bienes, ha hecho que ya hayan aparecido interesados. Todo apunta a MG Wines, el grupo impulsado por Luis Miñano, presidente ejecutivo de la compañía de helicópteros Inaer.

MG Wines se ha mostrado muy activo en la compra de bodegas de la zona de Alicante y Murcia en los últimos años. Entre sus adquisiciones figuran, entre otras, la Finca La Lagunilla en Villena, que dio lugar a la bodega Casa Corredor; después se hizo con Sierra Salinas, que era de la familia Castaño y está dentro de la denominación de origen de Alicante. Posteriormente compró la bodega Lavia, de la murciana denominación de origen de Bullas. Por lo que el grupo tendría una buena oportunidad para seguir creciendo, según apuntan fuentes del sector, que mantienen que este grupo tiene suficiente músculo como para afrontar la operación.