Emilio Orgilés GIMV, Salvador Poveda PP Monóvar y José Ginés Bloc Progressista declaran prevaricación Monòver

Líderes del Tripartito declaran ante el Juez por prevaricación

Emilio Orgilés, concejal del GIMV y socio del PSOE en el actual gobierno, le dice al Juez que el tripartito conocía los errores en el proyecto

Emilio Orgilés, edil del GIMV, declaró ante el Juez, tras ser acusado de un posible delito de prevaricación, que «el expediente tenía defectos de forma desde su inicio y de ello eran conocedores los tres grupos que conformaban el gobierno municipal». Por esta causa, junto al anterior, sigue imputado el ex Alcalde del PP Salvador Poveda, al edil del Bloc José Ginés y a otros tres concejales y tres funcionarios por las mejoras realizadas en el proyecto para cubrir el pabellón deportivo de Monóvar.

Ayer, pasaron por el Juzgado de Instrucción Número 3 de Novelda, las tres cabezas visibles del tripartito que gobernó el ayuntamiento monovero en la legislatura 2007-2011, Poveda, Orgilés y Ginés, para declarar ante el Juez como imputados.

Emilio Orgilés, socio del PSOE en el actual gobierno, fue el primero de los imputados en pasar ante el Juez y responder durante tres horas a sus preguntas y a las de los abogados de las otras partes implicadas en el proceso. El líder del GIMV lamentó que en alguna declaración anterior a la suya «se intentara involucrar a un cargo de confianza del GIMV en este proceso judicial cuando ha fallecido».

José Ginés fue el segundo, el cual comentó que si él hubiera sido el responsable de la obra «no hubiera permitido la imputación de concejales y de técnicos que nada tenían que ver».