Empresas valencianas reducen sus pérdidas, pero el 60% sigue en rojo

Economía

Empresas declararon en 2013 a Hacienda unos resultados negativos de sólo 177 millones de euros frente a los casi 16.000 millones de 2012

Mejora, pero a medias, los esfuerzos realizados para aumentar las ventas y ajustar los gastos han permitido a las empresas de la Comunidad Valenciana reducir los números rojos que registraron durante los años más duros de la crisis aunque la mayoría de las firmas todavía no ha logrado recuperar el umbral de la rentabilidad.

Así lo refleja la información que las empresas facilitaron a la Agencia Tributaria para liquidar el Impuesto de Sociedades y cuyos resultados del año 2013 acaba de hacer de públicos este organismo.

Frente al récord de 15.897 millones de euros de pérdidas del sector empresarial valenciano en 2012, al siguiente año los números rojos se redujeron hasta los 177 millones de euros, lo que supone un punto de inflexión.

Sin embargo, pese a la pequeña mejora, el 59,6% de las empresas cerraron en negativo. Es decir, de las 161.070 sociedades de la Comunidad Valenciana obligadas a declarar por este concepto, hasta 95.981 presentaron números rojos.

Grandes pérdidas que encabeza el sector de la construcción

pérdidas empresas comunidad valenciana empresas Empresas valencianas reducen sus pérdidas, pero el 60% sigue en rojo perdidas empresas comunidad valencianas

En conjunto sumaron 7.647 millones de pérdidas. Cabe destacar que el ladrillo representó el peor balance, con pérdidas conjuntas de 1.560 millones de euros. Una cifra muy grande pero alejada de los 9.000 millones negativos que llegaron a declarar las inmobiliarias de la zona en 2012.

Junto a la construcción, también son de destacar los malos datos del sector de los servicios personales -negocios como peluquerías o tintorerías, que acusaron especialmente la falta de liquidez de muchas familias-, los servicios a empresas o el negocio de la información y las comunicaciones.

Por el contrario, en 2013 ya presentaban un balance positivo la industria, el comercio, las compañías dedicadas a los servicios sociales o el sector financiero y las aseguradoras, que tras perder nada menos que 4.545 millones de euros el ejercicio anterior, logró ganar 211 millones.

Comienzan a reducir su endeudamiento

Las declaraciones del Impuesto de Sociedades también reflejan que las empresas siguen reduciendo a buen ritmo su endeudamiento. En concreto, en 2013 lograron devolver a los bancos casi 9.500 millones de euros, lo que dejó el saldo total de lo que les debían en 80.239 millones. Desde el inicio de la crisis la reducción de la deuda empresarial ya alcanza el 34%, según las mismas fuentes.

La crisis reduce más de un tercio de la facturación total

La facturación volvió a caer, pero de forma mucho más moderada que en ejercicio anteriores, en concreto un 1,5%.

En cualquier caso, si se mira la evolución desde el estallido de la burbuja inmobiliaria, se observa que la recesión se llevó por delante más de un tercio de la producción total que registraban las empresas valencianas en el año 2007.

La peor consecuencia que ha tenido para la población ha sido que también se redujo lo que estas compañía pagaron a sus trabajadores: el gasto en sueldo pasó de 29.134 millones en 2008 a 22.506 en 2013.